Y DE REPENTE, UNA LUZ

Lunes 30 de Diciembre de 2013 – Consulta de aparato digestivo – Lugar: Hospital Doce de Octubre

Por fin había conseguido cita en el Hospital Doce de Octubre, estaba esperanzada y a la vez asustada, pero esa mañana iba a cambiar todo y la oscuridad se comenzaría a disipar para dejar paso a una pequeña luz.

Me atendieron antes de las consultas, a las 8,30 de la mañana, ya que no fué posible darme cita por lo llena que tenían los médicos las agendas. Agradezco eternamente el que me vieran de esta manera y se preocuparan por hacerlo lo antes posible.

En la sala de espera ya era todo un manojo de nervios y no paraba de llorar… estaba tan asustada que llevaba llorando desde el 15 de Diciembre… estaba agotada, cansada, hundida y aterrada.

Me llamaron para que pasara y me encontré en la consulta con un doctor ya entrado en años, posiblemente no muy lejos de la jubilación en los próximos, que me atendió con cariño y serenidad. Volvió a hacerme el dibujo de marras que me hacían todos para explicarme el estado de mi colon y el de mi hígado, volvió a repetirme que estaba muy grave y que tenía que ser consciente de ello, pero me dió esperanzas. Me dijo que por ahora no era operable pero que yo me ocupara, junto al oncólogo, de reducir los tumores, y ya se encargaría él de operar todo lo que tuviera que operar para que yo quedara como nueva. Me hizo saber que el porcentaje de curación, según mi estado y las estadísticas era de un 10%, y yo le contesté “¡genial, pues yo voy  a estar en ese 10%!” .  Me dijo que mi actitud era sumamente importante y que tenía que ser muy positiva y creer en mi curación. Me calmó y me dió esperanzas… eso no se paga ni con todo el oro del mundo.
Se preocupó de buscarme el que él consideraba el mejor oncólogo de ese Hospital  y de que me dieran cita para el dia 2 de enero, ya que antes con las fiestas no era posible.

Y salí de la consulta con lágrimas en los ojos de nuevo, pero esta vez de esperanza.

“Nadie puede saber como puedes reaccionar ni puede decirte cuándo vas a morir y mientras respires se puede hacer algo y hay esperanza”, me dijo cuando le conté las consultas con los médicos del otro Hospital.

Según me dijo este médico, en el otro Hospital (público pero de gestión privada) no quisieron ponerme tratamiento porque no les salía rentable dado mi estado y era menos costoso darme quimio paliativa y no gastarse una cantidad enorme de dinero si consideraban que no tenía curación. Por ese mismo motivo el Director del anterior Hospital tardó dias en autorizar mi solicitud de libre elección de centro, algo que me parece totalmente vergonzoso. En la actualidad, ese Hospital tiene que pagar todos  y cada uno de los gastos que yo genere durante el transcurso de mi tratamiento: medicinas, consultas, pruebas, etc… Así que les ha salido el tiro por la culata y van a tener que hacerse cargo de todo lo que en un principio no quisieron.

Y cuando esté curada del todo, recibirán mi visita los dos médicos que me daban por muerta… y puede que suba a invitar a un café al director, para devolverle su amable colaboración.

Luchad siempre por lo que os corresponde, por vuestros derecho y por vuestra vida.

luz34[1]

 

Anuncios

2 comments

  1. Me acabas de abrir los ojos. Con el tema de la hernia de mi espalda, todos los médicos: cabecera, fisioterapeutas, traumatólogos etc de los centros públicos están de acuerdo en que tengo que operarme, sin embargo el médico del Jimenez Díaz, hospital privado concertado con la sanidad pública me dijo que no me lo iba a hacer, que me medicase y me pusiera corset.
    El lunes vuelvo a su consulta, si no me quiere operar dado mi estado, voy a pedir también la libre elección….

    Le gusta a 1 persona

    1. Cris mi hospital de referencia (Infanta Elena) y el Jimenez Díaz, van de la mano. De hecho, me querían derivar allí cuando no quise que me trataran en él, y no me gusta. No me gusta el Jimenez Díaz. No se si será porque mi tío murió allí de cáncer y tengo ese mal recuerdo pero no me gustó el trato de las mismas enfermeras…
      Siempre van a intentar reducir costes y lo más cómodo para ellos es medicarte, porque por un lado gana la industria farmaceútica, y por otro ellos no pagan gastos de operación.
      La enfermedad es un negocio, no interesa que la gente se cure.
      Yo siempre he abogado por la Sanidad Pública, y lo pongo en mayúsculas porque es donde he encontrado verdaderos profesionales vocacionales (ojo,hay de todo, como en botica…) pero no creo que nadie me pueda negar que el médico que se va a trabajar a la privada es para ganar más…por lo que la vocación a mi, se me cae ya a la altura de la suela de un zapato.
      Si los médicos de la Pública te operan, ve a ellos, no puedes estar con una hernia en tu espalda y con dolores y limitaciones, y tomando pastillas tooooda tu vida para poder hacer una vida normal. Tienes derecho a una vida sana y de calidad, y la Sanidad está ahí para ayudarte cuando las cosas se tuercen, no para hacerte una dependiente de los medicamentos toda tu vida.
      Ya me cuentas como te va, un besazo!!!!!

      Me gusta

DEJA TU COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s